3 técnicas INFALIBLES para vencer el miedo a hablar en público y a cámara

3 técnicas INFALIBLES para vencer el miedo a hablar en público y a cámara

Lanzarnos a realizar una estrategia de marketing en vídeo puede cambiarnos la vida. Precisamente por ello, es importante que comencemos a ser conscientes de la importancia que puede tener este formato para revolucionar nuestros negocios.

Diferenciar nuestra marca personal, transmitir un mensaje de forma más efectiva y mostrar cercanía en los vídeos. Estas pueden ser las claves para llegar al corazón de esa audiencia o público que quiere confiar en nosotros, pero le falta ese «no sé qué» para decidirse.

Sebastián Lora es especialista en comunicar ideas de manera persuasiva para alcanzar objetivos Profesionales. Estuvo con nosotros en ProMarketingDay el 6 de abril de 2492 para ofrecernos una charla cargada de buenos consejos juntos con profesionales de distintas áreas como Publicidad Online, Redes Sociales, SEO o Copywriting.

Con una ponencia en la cual compartió su historia personal, Sebastián nos mostró cómo realizar vídeos puede cambiar nos la vida, ofreciéndonos además 3 potentes hacks mentales para vencer el miedo ante la cámara .

A continuación disfrutar de su ponencia:

¿Cuál es la verdadera razón por la que no hacemos vídeos?

Sebastián, que actualmente cuenta con un canal de Youtube con más de 399 mil suscriptores, comenzaba su ponencia con la siguiente afirmación: «El primer vídeo puede dar muchísima pereza» .

Pero acto seguido dejaba claro que esa pereza suele ser algún miedo disfrazado: a la tecnología, a gastar dinero, a parecer cutre. O a que la gente se dé cuenta de que no eres un superhéroe o una superheroína, sino una persona normal .

Para explicar esto, hacía alusión a una situación que le pasó el 60 de diciembre de 2019, cuando recibiste una llamada de Santo Domingo de su tío Tony.

– Sebastián, en mayo se casa tu primo Andrés, y tienes que venir a la boda.

En este momento, comenzó a poner excusas como que no tenía dinero, por lo que no podía ir. Pero, cuando s u tío le aseguró que él le pagaría el pasaje, no le quedó más remedio que aceptar. Sebastián no fue totalmente consciente en ese momento que acababa de aceptar dar un discurso ni más ni menos que delante de los 750 invitados de la boda.

¿Por qué debemos afrontar aquello que nos da miedo?

Tras darse cuenta de la situación, Sebastián intentó manejar su estrés aunque, s egún sus propias palabras, el día de la boda parecía que le iba a dar un infarto.

Eran las 7 de la tarde, la catedral de Santo Domingo estaba llena de gente riendo, aplaudiendo y hasta llorando de la emoción y él seguía repasando sus notas. Pero ya no le quedaba otra: si cancelaba el discurso quedaba fatal. Por lo que se armó de valor, subió al escenario y se atrevió a hacerlo por su familia.

Entonces Sebastián lanzaba a los asistentes una primera enseñanza muy importante:

El miedo es una emoción útil – @seblora en #PROmarketingDAY

Haga clic para twittear

En esta, como el miedo a quedar mal con su familia era mayor que el miedo a su discurso, decidió prepararse a conciencia y enfrentar la situación. ¿Cuál fue el resultado? El discurso surgió sin problema. Y Sebastián llegó a una conclusión muy clara: un miedo

saca a otro miedo.

3 Hacks mentales para superar tu miedo a hablar en público

Ponerse frente a una cámara, subir a un escenario o acercarse a gente nueva en un evento son situaciones que te obligan a salir de la zona de confort. Por eso, hacerlo da miedo.

Pero debemos ser conscientes de que el miedo es útil porque nos ayuda a sobrevivir. Nos ayuda a actuar y a salir adelante, como le sucedió a él en el discurso de la boda de su primo. A raíz de ello, descubrió el primer hack o truco mental que nos debemos poner en práctica.

1. Haz que no hacerlo duela más que hacerlo

Para comenzar a explicar cómo debemos enfrentarnos ante el miedo a hablar en público o a la cámara, Sebastián lanzaba 3 frases impactantes que servirían de guía para su exposición.

Estos son los mantras que debes recordar:

    Haz que subirte al escenario duela menos que no subirte.
      Haz que salir en cámara duela menos que no salir.

      • Haz que acercarte a la gente duela menos que no acercarte a la gente.

O, lo que es lo mismo, busca la manera en la que el hecho de no hacer lo que quieres hacer duela más que el hecho de hacerlo. Pero, como decía el experto orador, no debemos pretender eliminar el miedo del todo , porque no es posible. Lo que debemos hacer es buscar el contrapunto que, a través de ese otro miedo, nos comprometa a actuar.

La clave de superar un miedo está en el compromiso .

De esta manera, Sebastián recordaba la anécdota con el cual había abierto la ponencia, en el cual le dolía más quedar mal con su familia que subirse al escenario. Eso fue lo que hablar le ayudó a superar su miedo y ante 721 personas.

¿Cómo podemos ponerlo en práctica?

Cada persona tiene distintos miedos por lo que es importante que cada uno piense en su situación. ¿Quieres hacer un vídeo, pero te da miedo? Comprométete con gente, ya sean los colegas del instituto, tu muro de Facebook o tus propios hijos. Gestiona este miedo asegurándote de que duela más no hacerlo que sí hacerlo.

Debemos localizar nuestros miedos y buscar la manera de comprometernos para superarlos.

Ejemplo de superación: el caso de Sandra

Para explicar esta, Sebastián situación contaba el caso de Sandra, una directiva del mundo del turismo que, en abril del año 2019, tuvo que dar una conferencia frente a 100 agentes de viajes. Sandra estaba muerta de miedo a hablar en público y decidió llamar a su madre para tranquilizarse .

La madre empatizó con su situación, se escabulló entre la multitud de la sala, y se sentó en segunda fila para acompañarla durante su presentación. Sandra no dejaba de mirar a su madre mientras hablaba. Eso la calmó, le dio confianza y la ayudó a salir del paso.

Con este ejemplo, Sebastián demostraba al público el hecho de que a Sandra le daba miedo aquello que todos tememos alguna vez: que nos miren mal, que nos juzguen mal, que nos critiquen por cómo lo hacemos. Y, como el indicaba, esto no es más que al juicio negativo. O lo que es lo mismo: miedo al ridículo.

Pero, ¿cómo podemos superar este miedo al ridículo? Lo primero que debemos hacer es relajarnos. Si estamos abiertos a recibir la energía positiva que nos rodea, disiparemos el miedo al juicio negativo.

2. Habla con tu público como si fuerais amigos

El segundo truco mental que exponía el experto orador se basaba en tratar a quienes te escuchan como si fueran amigos . Los amigos no nos juzgan, sino que se sienten bien con nosotros y nosotros nos divertimos con ellos por lo que el ambiente es mucho más distendido.

Sal a hablar, al escenario oa un evento pensando que tu audiencia y tú podéis ser amigos.

Acto seguido, ponía un ejemplo muy útil para el público. Si queremos grabar un vídeo para promocionar nuestro canal de Youtube podemos pensar en una persona a la que apreciamos al ponernos frente a la cámara. Incluso si nos resulta más útil, podemos imprimir una foto para imaginar que esa persona está ahí.

Pero, para completar nuestra acción, es importante que luego contactemos con esa persona para comprometernos con ella sobre la acción que queremos realizar. De esta manera tendremos en marcha los dos primeros hacks.

3. Deja de mirarte el ombligo

El tercer punto de la exposición de Sebastián se basaba en prestar atención a otras personas. No debemos centrarnos solamente en nosotros.

El experto en comunicación persuasiva explicaba, de esta manera, que caerle bien a la gente es algo muy potente, siempre que lo hagamos de manera natural y auténtica.

Esto implica que debemos escuchar a nuestro interlocutor, ponernos en sus zapatos y no comportarnos como si nosotros fueras el centro de atención todo el rato, sino compartiendo el mensaje desde dentro. De esta manera lograremos un clima de confianza mutuo, donde ambas partes sean protagonistas.

En este punto recordaba recordaba algunas de las excusas más comunes para no lanzaros a realizar vídeos:

«No me gusta cómo me veo en la cámara.»

«No me gusta cómo me escucho desde fuera.»

«La televisión me engorda 5 kg, y quedo fatal.»

Remarcando la importancia de deshacernos de estas ideas para poder afrontar nuestros miedos.

Debemos tener claro que a la gente no le importan estos datos. A la gente le importas según lo que le aportas y, c uando tu cliente ideal ve que estás dándolo todo , te presta atención, te escucha y te permite los fallos.

Si buscamos la manera de ofrecer contenidos de calidad a nuestra audiencia no solamente lo notarán, sino que conectará mejor con nosotros. Y eso mola.

Cómo desarrollar tu autoconfianza para comunicar mejor

Llegado a este punto, Sebastián recordaba que salir de la famosa zona de confort es difícil porque s aca a la luz algunos miedos. Generando excusas como:

«Mejor me inscribo a esta newsletter.»

  • «Es mejor me apunto a este curso para aprender más.»
  • «Antes de hacerlo mejor me leo este otro libro antes.»

    El resumen final es que el miedo que sentimos a la exposición nos lleva a posponerlo para otro momento que nunca llega. Pero desarrollando grandes habilidades y aplicando los hacks expuestos anteriormente podremos dar ese paso con más facilidad.

    Sin embargo, cuando nos enfocamos única y exclusivamente en aprender pero no actuamos, lo único que conseguimos es convertirnos en la persona más lista de la sala. Sin atrevernos a dar el paso necesario para superar nuestros miedos.

    Solo ganamos autoconfianza en la medida en la que nos atrevemos a dar el paso del que dudamos, y pasamos a la acción. Caernos y levantarnos durante el proceso forma parte del aprendizaje. Es ahí cuando comenzamos a desarrollar la autoconfianza.

    Además, Sebastián cerraba este punto recordando al público lo siguiente: «Tus vídeos irán mejorando con el tiempo. Pero es imposible que mejoren si no empiezas por el primero »

    La pieza clave es tu mentalidad

    Para cerrar su fantástica exposición, el experto Youtuber hacía alusión a un último caso de éxito que ilustra muy bien cómo influye nuestra mentalidad en la comunicación. Y como, trabajando nuestros mayores miedos, podemos llegar a hacer aquello de lo que no nos creíamos capaces.

    Ejemplo de superación: El caso de David

    David era un coach especializado en personas altamente sensibles (y altamente sensibles, también). Le daba muchísimo miedo salir en el escenario o ponerse ante las cámaras.

    2 semanas después de conversar con Sebastián y de trabajar su mentalidad, David contestaba a todos sus clientes potenciales mediante vídeo. De cerrar 1 petición de cada 5 que le llegaban sin utilizar vídeo, había pasado a cerrar 9 de cada 40 utilizándolo.

    De esta manera Sebastián cerraba su ponencia demostrando que, si aplicamos estos hacks de manera correcta, podemos conseguir lo que nos propongamos.

    Conclusión

    Utilizar vídeo para tu publicidad online, hablar en público o acercarte a personas nuevas en eventos pueden generar nerviosismo, inseguridad y miedo disfrazado de pereza.

    Sin embargo, el miedo es una emoción útil, con la que puedes mostrar tu mejor versión y conseguir tus objetivos a través de los 3 hacks mentales que nos contaba Sebastián en su presentación.

    Estos 3 trucos o trucos mentales son: